NOTICIAS: Los restos de la villa romana de Ca na Negreta se conservarán bajo la carretera

El Consell da por concluidas las excavaciones arqueológicas de las obras de la vía de Ca na Negreta. También aprueba la restauración de cuatro torres de defensa, entre ellas la de Can Pere Mosson

La Comisión Insular de Ordenación del Territorio y Patrimonio del Consell (Ciotupha) dio ayer el visto bueno a los trabajos arqueológicos que se han desarrollado en los yacimientos hallados en las obras de desdoblamiento de la carretera de Santa Eulària, en el tramo de Ca na Negreta, y la nueva variante de Jesús. Con ello se dan por concluidos los trabajos arqueológicos.

El Consell informó a través de una nota que la Ciotupha aprobó también la restauración de cuatro torres declaradas Bien de Interés Cultural (BIC), entre ellas la de Can Pere Mosson, que se vino abajo tras una tormenta en 2016, y la des Llucs, en peligro de derrumbe. También autorizó la construcción de 14 viviendas en suelo rústico. A siete de ellas se les ha aplicado la nueva normativa vigente tras la aprobación de la Norma Territorial Cautelar que se ha incorporado al Plan Territorial Insular.

Las excavaciones arqueológicas de las obras de la carretera de Ca na Negreta y la variante de Jesús descubrieron, en el llamado yacimiento Can Lileta, los restos de una villa de época altoimperial romana hasta la antigüedad tardía. No se ha excavado todo el yacimiento, sólo la parte que afectaba al yacimiento. El Consell califica de «importante» este hallazgo arqueológico, en el que se han obtenido dos lápidas funerarias romanas (en la época bizantina se reutilizaron dichas piedras para la reforma de la villa) y que se han depositado en el Museo Arqueológico de Ibiza.

Como los trabajos arqueológicos se dan por acabados y como la carretera pasa por encima de este yacimiento, pero a un nivel más elevado, la propuesta que aprobó la Ciotupha es la de que se cubran las estructuras excavadas, con precaución especial a la hora de reforzar lateralmente todos los elementos y su aislamiento con una capa de material geotextil.

En este sector también se descubrió el yacimiento de Ca na Negreta con una villa de época altoimperial romana, en la cual se superponen varias tumbas de época tardoantigua. Ha sido excavada muy parcialmente y la exploración arqueológica ha incidido en algunas cubetas de acumulación de líquidos (vino o aceite), típicas de los asentamientos agrarios de época imperial romana. Se han descubierto también ocho tumbas, todas de inhumación, de la fase histórica mencionada antes.

No se puede esperar más

Hay que considerar que una excavación completa de este sector significaría prolongar los trabajos no menos de un año y, como en este punto la carretera se eleva más de dos metros , la Ciotupha autorizó a que, como en el caso anterior, se cubran las estructuras excavadas con aislamiento geotextil.

También se han hallado en esta zona antiguas zanjas de cultivo que, tras su documentación, tal como ya acordó la Ciotupha, se destruirán. Solo en uno de estos sectores ha aparecido un tramo de muro de época púnica, del que se intentará conservar, al menos, una parte y, si esto no fuera técnicamente posible, se autorizará también su desmantelamiento, según el comunicado del Consell.

En esta zona también se halla el yacimiento des Mallols (más zanjas de cultivo antiguas), con varias parcelas excavadas parcialmente y, dado que no estaba prevista su afección, se habían cubierto con geotextiles y grabas para su protección. Desde el departamento de Patrimonio se mandó la excavación completa de este yacimiento para recuperar datos que no se hubieran perdido en las obras.

Las torres de defensa

Sobre la restauración de las torres, el Consell informó de que el propietario de la de Can Pere Mosson, en Sant Llorenç presentó el proyecto para su reconstrucción con la finalidad de acogerse a una línea de ayuda económica. La parte que se reconstruirá será soportada con pilares metálicos para no cargar sobre la parte que se salvó, ya que tiene poca estabilidad.

Con la restauración de la torre de defensa des Llucs, en Sant Antoni, se pretende recobrar el estado original de la torre, pero algunas modificaciones fueron hechas con posterioridad a su construcción.

El Ayuntamiento de Santa Eulària presentó, como propietario, el proyecto de restauración y adecuación de la torre de Ca n’Espatleta, en Jesús.Se procederá a la recuperación de vacíos originales ahora tapados y se eliminarán elementos de una vivienda habilitada en el interior de la torre en el siglo XX.

Otro particular presentó el proyecto básico de restauración de la torre de Can Rempuixet, en Sant Josep, a la que, según la época, se la conocía también como de Can Sergent o de Cas Toniets. Se restaurarán diversas partes erosionadas.

La Ciotupha también dio vía libre a unas obras de restauración y mantenimiento de las murallas de Dalt Vila y al proyecto de mejoras de un anexo a la casa consistorial de la plaza de España, así como el de reforma del porche de la iglesia de Sant Josep.

Fuente: https://www.diariodeibiza.es/pitiuses-balears/2019/05/23/restos-villa-romana-conservaran-carretera/1068487.html

Leave A Reply

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *